El Viejo Marinero y la Doncella de Hierro


Escrito por Vittorio Testi

Hablamos muchas veces de contaminaciones, mezclas, fusiones, misturas. En la cocina, en la moda, en la literatura, en la música. En multíplices casos el resultado es innovador, histórico, emblemático y marca la llegada de nuevas formas, de nuevas maneras de expresarse, de nuevas experiencias posibles antes inexploradas.
En el mes de septiembre de 1984 sale a la luz el quinto disco de la banda inglesa que más representa, juntos a los Black Sabbath y Judas Priest, el género musical denominado “heavy metal”, <Powerslave> de los Iron Maiden (la Doncella de hierro). La última canción de este disco constituye uno de los ejemplos más impactantes de lo que representa una “contaminación exitosa”. 
El título de esta composición así como las letras, se inspiran, se mezclan y se confunden estéticamente y musicalmente con los versos de uno de los poemas más importantes de la historia de la literatura romántica mundial, “La Rima del Viejo Marinero”, escrita en el 1798 por el autor inglés Samuel Taylor Coleridge. 

Legacy Of The Beast Tour - May 26, Tallinn, Estonia - Photo: John McMurtrie

La melodía fuerte y rigurosa, sostenida por los potentes y rápidos “riffs” de las guitarras amplificadas, se diluye en momentos onomatopéyicamente relacionados con la calma agobiante de un mar que no permite ni avanzar ni retroceder en un viaje que de aventuroso se transforma en trágico. 
Esta atmosfera proyecta los oyentes en una dimensión casi onírica en la cual no solamente el oído sino también los otros sentidos se sienten progresivamente involucrados en el desarrollo de la historia, canalizada y transmitida a través del medio musical. 
El olor del mar que de misterioso y fascinante se transforma en amenazante y peligroso hasta representar el apestar de la muerte, la visión que de optimista y llena de esperanza para las nuevas fronteras, que pueden abrirse viajando por el mar, se muda en inquietud provocada por un paisaje y un ambiente que no cambia y cuya monotonía bloqueada lleva al sentimiento de terror hacia una situación que no se mueve, que no tiene ni pasado ni futuro, solo un eterno presente.
El gusto que de expectante para sabores exóticos relacionados con los nuevos lugares a descubrir se torna podrido y ausente por falta de provisiones. 
Y, finalmente, el tacto que de emocionado por nuevas experiencias relacionadas con el tocar y percibir nuevas especies naturales, nuevos cuerpos y nuevas sensaciones táctiles, se vuelve marchitado, enfermo, malsano.     

Día tras día, día tras día, 
Estamos varados, sin viento y sin movimiento 
Tan inactivos como un barco pintado sobre un mar pintado 
Agua, agua por todos lados y la comida disminuyó 
Agua, agua por todos lados, ni una gota para beber

El tema musical tiene un corte casi a la mitad de su acontecer y, se interrumpe, a propósito, para dejar espacio a los efectos que reproducen el ruido del mar y de las sogas del navío sin rumbo y también a una voz en off que describe el estado de extrema precariedad de la tripulación y la sutil, pero creciente, hostilidad de la misma hacia su conductor, culpable de haber matado al albatros, ave que clásicamente indica el camino a los navegantes, y que, en este caso, se vuelve el pájaro de mal agüero.
La canción es comunicadora de otro mensaje relacionado con la actitud del ser humano de forzar y modificar la naturaleza para sus propios fines, sin curarse de las consecuencias, con el resultado que la misma toma después su venganza mostrando cuanto pequeño sea el hombre en frente a ella.
Después del mencionado corte, el ritmo potente y constante de la batería junto a las guitarras, da lugar a un desenlace creciente que desemboca en un solo que  hace de trasfondo incesante a las últimas letras que con lirica potencia, peculiaridad y característica de muchos cantantes “heavy”, hacen referencia a dos elementos centrales. 
El primero, relacionado con la “maldición” eterna que obliga al viejo marinero a contar su terrible experiencia de único sobreviviente de una tragedia por sus errores provocada. El segundo, hace referencia a la misión del viejo marinero para que enseñe, por medio de su historia, a los demás el deber de cuidar las cosas creadas por Dios.

El marinero está destinado a contar esta historia 
A contar este relato donde quiera que vaya 
Enseñar la palabra de Dios con su propio ejemplo 
Que debemos amar todas las cosas que Dios creó

La mejor forma de escuchar “Rime of the Ancient Mariner” es con el poema en la mano para no perder “el pathos” que representa el cruzarse entre las letras del tema musical y los versos de la obra literaria. 
La canción es una de las más largas del género llegando a 13 minutos y 42 segundos en su versión completa, y el genio compositivo de los Maiden junto a la obra maestra de Coleridge la vuelven uno de los ejemplos más exitosos de “música literaria” o “literatura musical”.  

El Viejo Marinero y la Doncella de Hierro El Viejo Marinero y la Doncella de Hierro Reviewed by Cuenta Artes on septiembre 02, 2018 Rating: 5

Facebook