Como un soldado y como un valiente: La historia de Victor Armas


 “La muerte no era alternativa, sino abandono” Victor Armas.


Escribir una autobiografía no es nada fácil. Mucho menos cuando se sufre una terrible enfermedad. Se debe tener en cuenta lo que se quiere transmitir, el cómo definiremos nuestra personalidad ante el lector y, sobretodo, el papel fundamental que la razón jugará sobre una alicaída salud.

De cara a Dios
Esta semana tuve la oportunidad de leer De cara a Dios”, libro póstumo de Víctor Oswaldo Armas Regal, un joven afectado por una malformación vascular arteriovenosa que lo llevaría a la muerte después de dieciséis años de incansable lucha. Más allá de las virtudes literarias que pueda tener la obra, se trata de una confesión personal que relata la vida de un hombre valiente.

Enfermedad inesperada
Con tan solo dieciocho años, Víctor fue diagnosticado con dicha enfermedad, de la que poco se sabía entonces y no contaba con un tratamiento adecuado, pero que gracias a una personalidad sólida y entusiasta, pudo enfrentar con estoicismo. En manos de alguien inseguro, presa de los terrores naturales de cualquier enfermedad crónica, el relato habría caído en lo que a primera impresión se podría pensar: un texto cargado de dramatismo y lamento. Sin embargo, si un sentimiento y virtud abunda en “De cara a Dios”, es la valentía. No se trata de una valentía exenta de miedo, irracional, sino de saber que la muerte podría llegar en cualquier momento debido a los constantes sangrados que afectaron su vida y, aun así, no declinar y seguir en la lucha por vivir.

La solidaridad
Como es de esperarse, existen algunos pasajes en que el autor se muestra proclive a la derrota, pero es ahí donde se hace presente otro sentimiento que lo empuja a continuar: la solidaridad. El amor y apoyo de su familia entera, los buenos cuidados de los médicos que ayudaron en su tratamiento, brindaban a Víctor una fuerza que, más allá de buscar la salvación propia, se solidarizaba con el deseo de su recuperación que tanto anhelaron sus allegados. “La muerte no era alternativa, sino abandono”, expresa el autor.
           
Pequeños versos
Volviendo al aspecto literario, el libro contiene una serie de poemas ubicados en cada inicio de capítulo. Algunos más largos que otros, son versos escritos a la manera clásica, usando la rima como recurso melódico y un ritmo dosificado que llena a los versos de musicalidad.

Enfrentando la tormenta
entre olas yo busqué
una tabla, una salvavidas
un refugio y no un por qué


Dios
Otro aspecto muy favorable del libro, hablando estrictamente de su contenido, son las referencias a Dios, las cuales están muy bien reguladas y llegan de manera sutil a los ojos del lector, salvando al texto de dramatismos innecesarios. El capítulo final —curiosamente titulado “El inicio”— muestra un manejo bastante notable en jerarquizar los recuerdos de niñez que brindan al lector un acercamiento honesto hacia la personalidad de Víctor. Si bien no corresponden al período de la enfermedad, son escenas muy agradables que dejan constancia del valor innato de Víctor, como aquel episodio donde, a pesar de sentir mucho miedo, defiende al niño lustrabotas de un abusivo agresor.

Por otro lado, hay pequeñas partes que podrían extraerse y que le darían un poco más de agilidad a ciertos episodios, como algunas escenas durante la estancia de Víctor en Estados Unidos. Un aspecto a mejorar es el cuidado de edición en las siguientes publicaciones del libro.
                       
Presentaciones del libro
De Cara a Dios fue presentado por primera vez en junio de 2017 por la familia Armas Regal, bajo el sello del Grupo Editorial Caja Negra. Se presentará también en la Librería Apyce y en el Centro Cultural PUCP, los días 17 y 21 de septiembre respectivamente. 

Los interesados de este magnífico ejemplar pueden encontrarlo  en las librerías Crisol, Ibero, Zeta BookStore, Polka Trujillo, Apyce, Librería PUCP y El Virrey, además de su versión digital en Amazon.




Sobre el autor
Hijo de Víctor Alberto Armas Blengeri y  Juana Regal Coronado de Armas, primogénito de cuatro hijos. Realizó estudios primarios en el Centro Educativo  Particular  Winnetka  de  Chacla  cayo  y  los  secundarios  en  el  colegio  CEP,  Agustianiano  San  Martín  de  Porres  en  Pueblo  Libre.  Ingresó a la Pontificia Universidad Católica del Perú, de donde se graduó de abogado en 1992. Pasó muchos veranos de su niñez en Trujillo, tierra natal de  su  padre.  En  el  año  1987,  un  extraño dolor  en la cavidad bucal lo lleva a visitar diversos mé­dicos buscando un diagnóstico certero. De ahí se inicia una lucha constante contra una enfermedad compleja de tórpida evolución, siendo sometido a operaciones y tratamientos en el Perú y en el ex­tranjero por cerca de 15 años. En el año 2000, de regreso de la ciudad de New York, dedica buena parte de su tiempo a escribir este testimonio, al­rededor de las circunstancias que le tocó vivir por la enfermedad. Fallece el 15 de enero de 2003.


Como un soldado y como un valiente

Para finalizar, quiero hacer mención del presente título: Como un soldado y como un valiente. Estas palabras corresponden a un capítulo de “La montaña mágica” del escritor alemán Thomas Mann, donde el personaje Joachim Ziemssen fallece tras afrontar su propia vida con heroísmo e hidalguía a pesar de su enfermedad, al igual que Víctor Armas Regal, a quien dedico especialmente este artículo.
Como un soldado y como un valiente: La historia de Victor Armas Como un soldado y como un valiente: La historia de Victor Armas Reviewed by Cuenta Artes on septiembre 13, 2017 Rating: 5

Facebook