Temporada teatral: La peor obra del año

          
Hilarante comedia sobre la eterna rivalidad entre el teatrista y el crítico


Por Aarón Alva

“La peor obra del año” es, sin duda, una de puestas en escena que merece un notable reconocimiento. Su guión sólido, adaptado fielmente a nuestra realidad, hace de la obra del estadounidense Joseph Scrimshaw, un paradero obligatorio en la ruta de los amantes del teatro. Dicha obra cuenta con la excelente  actuación de Jhosep Palomino, Gerardo Cárdenas y Sergio Velarde, bajo la dirección de Alonso Chiri.

La situación es muy sencilla a primera vista; un actor y guionista, Tomás Sánchez, recibe una mordaz y punzante crítica sobre su obra teatral a cargo de un vanidoso crítico de arte. Natalio Manchego. En su delirio y angustia, el actor decide secuestrar parcialmente al comentarista y busca en él una explicación convincente acerca del porqué tanta mala leche en su crítica. La respuesta es simple, era una pésima obra, la peor del año. Entonces, entre discusiones y argumentos que caen en lo absurdo, aparece un nuevo personaje, un simple encargado de la mudanza. Es cuando progresivamente los papeles se invierten y echa cara un instinto básico de la condición humana: la búsqueda de aceptación por parte del prójimo. Se produce un giro argumental, cargado de emociones más que razones, las cuales toman lugar en el rostro del pueblo.

      —¡Pero yo no escribí ese comentario! —dice Philip, el encargado de mudanza, en referencia a una respuesta a la dura opinión del crítico.
            —¡No importa! —dice Tomás Sánchez—. ¡Actúa como si hubieras sido tú!

 Y es cuando se oye una voz general, la del simple espectador, de supina ignorancia según los críticos, pero por los que el arte debe su existencia, al fin y al cabo.

No solo es el arte y su búsqueda de perfección lo que hace tambalear las ideas estrictas de los personajes, sino también un sentimiento más profundo e inmortal. El amor. Tomás, víctima de una ruptura amorosa, encara la soledad del presumido Natalio Manchego, quien nunca su orgullo aceptará.

Una obra muy divertida y al mismo tiempo punzante, que critica puntualmente aquella malévola actitud por parte de muchos críticos. A opinión nuestra y volviendo a la realidad peruana, una mala sangre que debe ser tratada con urgencia, pues no vivimos tiempos donde el atropello feroz a los artistas, sea el camino para su mejora y difusión. Eso para los medios amarillistas, como “El OJÓN”, periódico ficticio usado en “La peor obra del año”, el cual vende las desgracias ajenas, triste adquisición diaria de un pueblo acostumbrado al chisme.


No te pierdas esta hilarante comedia sobre la eterna rivalidad entre el teatrista y el crítico.
            
Pueden disfrutarla hasta el 27 de agosto. Sábados a las 8 p.m y domingos a las 7 p.m, en el Club de Teatro de Lima, Av. 28 de julio 183 Miraflores. 
Entrada general: S/. 25.oo. Estudiantes y jubilados S/.15.00 

DIRECCIÓN: Alonso Chiri










Temporada teatral: La peor obra del año Temporada teatral: La peor obra del año Reviewed by Aarón Alva Hurtado on agosto 13, 2017 Rating: 5

Facebook