Cuento corto: "La tortuga", por Aarón Alva




       Tendría unos cinco años. Papá me llevaba de la mano. Recorrer el Jirón de la Unión en los 90´s era como adentrarse a una lluvia de meteoritos. Algunos iban apurados, con enormes paquetes en las manos; otros se acompañaban, enamorados en medio del tugurio. Un hombre joven se nos acercó. Su rostro iluminaba una expresión de pícaro vendedor, y entre sus manos de uñas largas, sostenía una pequeña tortuga. Al verla sonreí, luego de echar un corto suspiro. Papá no sonreía, sino más bien se le veía extrañado. 
       —No se mueve —le dijo al hombre.
      —Está durmiendo, pero así se despierta—.Respondió este y con sus nudillos samaqueó el diminuto caparazón. La tortuga despertó un instante y volvió a dormir.
 
         La llevamos a casa. Papá, al verme contento, dijo que debíamos conseguirle una cajita y abastecerla con lechuga y agua. Así lo hicimos. Nunca antes había tenido un animal a mi cuidado. Por la mañana, la tortuga amaneció muerta. Lloré como si fuera el fin del mundo. ¡No quiero que muera, papá! ¡No quiero que muera! Papá decía que debió estar enferma. En medio de mi llanto descontrolado, dije algo que ahora recuerdo como un acto de inocencia perdida. ¡Vamos a buscar al vendedor, papá, él podrá revivirla! No hubo respuesta, solo acarició mi cabeza y apartó mis lágrimas con sus dedos. Años después comprendí que la tortuga no había muerto en vano. Le valió veinte soles al vendedor.

Diseño de imagen: Lucía Portocarrero Guzmán 
Cuento corto: "La tortuga", por Aarón Alva Cuento corto: "La tortuga", por Aarón Alva Reviewed by Aarón Alva Hurtado on agosto 09, 2017 Rating: 5

Facebook