World Press Photo: una mirada al mundo con libertad


El hecho artístico es un perenne círculo de la vida: la obra nace, crece en la cabeza del creador, se expone al mundo, es vista, y luego “muere”. Sin embargo, cada vez que vuelve a estar en la cabeza de alguien o es consultada o reproducida, renace y se actualiza.


La fotografía, entre todas las disciplinas, es la que mejor sabe aprovechar el instante para permanecer. Una foto bien tomada recrea los pequeños detalles que parecen querer escapárseles al ojo, hace posible la reproducción casi tangible de lo observado por el fotógrafo, un rasgo que hereda de la pintura y que aprovecha muy bien.

Leyenda: Fotografía que parece pintura (Foto de Amy Vitale)

En la exposición del " World Press Photo 2017" que se exhibió en la Sala de Arte Moderno del Centro Comercial Larcomar, auspiciada por Centro de la Imagen, entre el 23 de junio y el 13 de julio, se pudo reconocer la fotografía como un homenaje a la libertad, al dolor y a la belleza. Desde que se entraba a la sala, la experiencia iba acompañada con una advertencia: material fuerte para mentes y cuerpos sensibles.  El contenido de algunas fotos reflejaba para algunos la cotidianidad (el sujeto o espacio fotografiado), para otros el asombro (el público observador) y, para todos, la tragedia.

Leyenda: Ganadora del Primer Premio de la categoría “Daily Life” (Foto de Paula Bronstein)

 Semblantes del dolor, miradas de desconcierto, el rictus de quien lo ha perdido todo. Las diferentes categorías nos brindan desde un mundo atroz hasta el espíritu de la nobleza humana. El concurso de fotoperiodismo trae ante el espectador la rutina de países en guerra, el drama de los que huyen y de aquellos que se quedan en el medio (por escogencia, porque no pueden salir); la vida corriente del que está envuelto en la violencia y no se siente ajeno, el impacto del hombre sobre la naturaleza.

Leyenda: Fotos con espíritu noble ante la atrocidad (Foto de Brent Stirton)

La tarea del testigo


Las fotografías, impecables en ejecución y composición, parecen extremadamente pensadas, posadas, pero no lo son, su belleza formal se debe a un quehacer que requiere disciplina y talento.
Los fotógrafos son como francotiradores: apuntan y disparan a precisión, inmortalizando la realidad asfixiante y dolorosa así como la felicidad efímera, a veces a sabiendas, a veces no. Su tarea es ser testigos ineludibles del acontecer.

Leyenda: Disciplina y talento (Foto de Cameron Spencer)

La muestra es un discurso que nos habla  desde la libertad del hacer,  desde el poder que una imagen  tiene para convocarnos y contarnos una historia. Allí nos hacemos parte del dolor y del desamparo, de la alegría genuina, del  pasar del tiempo. Somos testigos del terror y la bondad, la vulnerabilidad de los más débiles e incluso, aunque en menor cantidad, la de los poderosos.

Leyenda: Testimoniando el terror (Foto de Burhan Ozbilici, Primer Premio categoría “Stories”)

Esta exposición itinerante puede ser observada en más de 100 ciudades en el mundo así como en la página web de World Press Photo, llevando una realidad que parece distante -geográficamente, temporalmente- pero que es pan nuestro de cada día. Observar estas fotografías tiene una fuerza muy poderosa: conmueve y nos hace conscientes del mundo; el dolor de otros se vuelve, al momento de detallarlas, en el nuestro y nos recuerda lo fugaz que es el paso del hombre por la tierra.  
  
World Press Photo: una mirada al mundo con libertad World Press Photo: una mirada al mundo con libertad Reviewed by Cuenta Artes on julio 20, 2017 Rating: 5

Facebook