Renato Rosado: La expresión y el arte no deben tener límites


Cuenta Artes tiene el agrado de compartir una interesante entrevista al pintor y músico limeño, Renato Rosado García (1984). Renato ha participado en diversas muestras colectivas y dos exposiciones individuales a lo largo de su trayectoria artística. En 2010 colabora en un libro de muestras de dibujo contemporáneo 'NUEVAS VISIONES DEL DIBUJO', y en 2011 participa en el Libro de dibujo peruano contemporáneo 'TRAZOS DE LA HISTORIA'. Ha producido discos musicales 'Aural' 2005 y 'Lesión' 2015.

La obra de Renato es considerada  como un nuevo expresionismo que se nutre no solo del legado del expresionismo alemán de las vanguardias, sino también de toda expresión artística que busca exaltar sentimientos a partir una mirada interior más que de una búsqueda de lo externo.  Su lenguaje pictórico se caracteriza por el dibujo de figuras humanas deformes realizadas con un contorno preciso, pero en el interior de los personajes las pinceladas caóticas carecen de precisión, como si en el interior los seres fueran un reflejo de los demonios internos que se exteriorizan en esos trazos a pincel, un contraste entre la racionalidad y la emoción.

A continuación, una entrevista realizada por la artista Lucía Portocarrero

Para ti ¿Quién es Renato Rosado?

Para iniciar, gracias por la entrevista y el interés en mi trabajo. Bueno, es una pregunta un tanto complicada, ya que al igual que en la pintura uno trata de encontrarse o en el mejor de los casos encontrar un estilo, que lo defina o reconozca por así decirlo. Soy pintor sí, es a lo que más me puedo acercar hasta ahora o es el intento por demostrar o decir algo. Como esta idea de que, la obra que tienes frente a ti, sea visual, sonora, escénica, etc. Es lo que tú eres en realidad, es el proceso para llegar a conocer tu interior y exterior, con tus errores con tus aciertos, como una especie de terapia en la que, o fracasas o te curas.


¿Quiénes fueron tus principales influyentes y desde cuándo inicia tu compromiso con el arte?

Siempre me he inclinado por la pintura clásica, desde pequeño, o al menos el primer recuerdo de algo pintado que tengo, fueron unas reproducciones algo barrocas que había en una tienda de antigüedades cerca de donde yo vivía en esa época. Luego uno va creciendo y pues vas conociendo corrientes, estilos, nombres y no solamente en el caso pictórico no, es decir, que tenga que ver con la pintura y eso; El hombre Elefante, dirigida por David Lynch, por ejemplo, fue una película que vi cuando tenía 7 u 8 años aproximadamente y pues me dejó una idea y sensación de la representación humana; Una percepción un tanto grotesca de las cosas y la vulnerabilidad del hombre. Claro que en ese momento no sabía que estaba viendo, solo me sentía impresionado por lo visual y de cierta manera esos impulsos regresan ya luego cuando intenté crear algo por tus propios medios, como una especie de bitácora o diario. Todo lo vivido y experimentado suma. En cuanto al compromiso con el arte pues, no sé realmente si sea eso o no, un compromiso, pues uno a veces reniega o maldice su condición, me refiero en general no, como humanidad. Cuando empiezo a darme cuenta que era capaz de interpretar las cosas, es decir, no hacer representaciones fidedignas de la realidad, creo que es cuando comienzo a tomarme en serio esto de la pintura y todo el tema, probablemente en mi paso por la escuela de bellas artes, encontré gente realmente buena en lo que hacía.

Mueran Humanos

¿Qué te ha enseñado a pintar más allá de lo puramente técnico?

Mirar. Observar mucho lo que pasa a mi alrededor. Particularmente pienso que he aprendido más asistiendo a ver muestras, conciertos, obras, gente en la ciudad, que en un aula. No terminé la carrera de pintura. Soy autodidacta, creo que todos en algún momento nos convertimos en autodidactas solos en el taller. De igual forma tener una técnica es importante, es decir, encontrar una técnica para resolver con más equilibrio. En mi caso hay cosas que no puedo hacer y trato de encontrar la mejor manera de llegar a ellas.

Tienes un estilo interesante. Si bien tus personajes afloran tus demonios internos, ¿Has pensado crear sobre los demonios colectivos de una sociedad?

Particularmente no creo que me encuentre tan alejado de ese tema, lo colectivo, la sociedad. Si bien, mi obra muestra un reflejo bastante íntimo de lo que me ocurre, de alguna forma eso tiene origen en la sociedad en la que vivo, vivimos. El tema es que uno tiende a esperar cosas más explícitas cuando se trata de una representación colectiva. Es decir, puedes encontrar muchas referencias sociales en mi obra, pero no están totalmente dictadas o visibles. La Resistencia, la segunda individual que presenté, era un reflejo de la cara oculta de la modernización, la alienación, el aislamiento, la masificación y los sentimientos más íntimos del ser humano hacia los tiempos modernos. Todos vemos lo que sentimos y queremos ver. 

The last great painter
Lo que caracteriza tus pinturas son las pinceladas en los ojos agrandados y separados, como para resaltar la expresión en las miradas. ¿Cuál fue la primera obra que inició y enmarcó ese universo tenebroso?

El tema de los ojos creo fue una casualidad, un error por así decirlo. Estaba terminando un lienzo, pequeño, e intentaba definir los ojos, la mirada, y una forma de resolverlo rápidamente fue justamente esa. En sí, una de las primeras ideas que tuve sobre demonios, brujería, licántropos, cthulhu, etc., era justamente que, había un vacío en sus ojos, como una carencia de alma y también hacia todo el tema más oscuro y tenebroso, como una especie de freak show.  Por eso los payasos, los ángeles, los faunos, niños, por ahí una que otra representación de Cristo o vírgenes. Claro que todo esto ha ido mutando y seguirá cambiando, me imagino. Particularmente, siento que ando más oscuro, “dark”, en lo último que vengo haciendo, pero, como busco contrastes, siempre hay un brillo que sobresale por alguna parte de la tela.
The last great painter, un lienzo que estuvo en una colectiva en Alemania, creo que se podría tomar como punto de partida. Recuerdo que hace mucho tiempo, alguien me lo dijo una vez también.


Cobain íntimo

Tanto en lo musical como pictórico, romper los esquemas sobre lo que socialmente conocemos como correcto, hermoso, amable y bueno,  muchas veces es usado para expresar rechazo o el cambio de una situación en general.  ¿Consideras que dicha necesidad genera  evolución o solo es expresión?

Uno pinta o expresa algo, sea cual sea el medio, porque intenta generar un cambio creo. Es decir, tienes algo que manifestar y ese algo es tan intenso, fuerte, emotivo, que simplemente brota, explota y si no encuentras la manera de hacerlo, pues caes en el fracaso o para no ser tan fatalista, se origina una crisis. Ahora, toda persona, que está relacionada con el acto de crear, está en constante evolución, entonces la misma necesidad de expresar te inclina a reinventar los esquemas de lo correcto e incorrecto, los cánones de belleza, etc. No para que algo realmente impacte, en el sentido artístico, sino que debe hacerlo tanto con expresión como con convicción. El tema debe consumirte para que sea auténtico.

La belleza es relativa, por lo que existen estereotipos estéticos en cada sociedad. Si bien tus personajes no son lo que socialmente conocemos como bellos, sin embargo poseen una estética que invita a reflexionar. ¿Consideras que la belleza está presente en tus pinturas?

Es lo que anhelo. El contraste entre violencia y belleza, como un riff de guitarra. Que puede ser fuerte y melódico al mismo tiempo. Considero que mi percepción de belleza es algo distorsionado a veces, un tanto melancólica, sombría, tiendo a intensificar mucho a veces el tema de la fatalidad porque encuentro belleza en esa forma de ver la vida, es una idea un tanto romántica antigua, Shakespeare, Baudelaire, Camus. La forma también puede ser tomada como belleza, los contornos, el color, la composición, ya hablando de temas técnicos en la ejecución. Personalmente creo que sí hay una belleza un tanto mórbida en mi obra.


¿Tienes algún tipo de definición personal sobre el arte?

Eso es tan complicado como saber quién soy, uno se va encontrando con su trabajo, te defines. Entonces el arte sería el medio o la herramienta más indicada para saber quién eres y qué eres capaz de hacer y sobre todo dar, ya que el ser humano necesita de estas expresiones para trascender o dejar una especie de huella y si existen personas con la capacidad de trasmitir todo esto, pues no debe haber un freno o tabú. La expresión y el arte no deben tener límites o al menos es lo que deseamos todos.

Zeus
Si tuvieras que elegir entre todas tus pinturas ¿Cuál elegirías y por qué?

Zeus. Es un retrato al óleo que hice de mi perro, que ya no está con nosotros. Es como lo que mencionaba, que eres lo que pintas o expresas. Estaba lleno de una carga emocional fuertísima, el momento en que lo hice, el motivo, el color, es un cuadro muy completo personalmente para mí. Creo que resultó porque ahora es propiedad de alguien que admiro mucho, Jaime Higa, y de alguna forma siento que toda esa combustión fue lo que le atrajo de esa obra.






Próximos proyectos y forma de contacto. 

En febrero tenemos un par de colectivas, una en el Centro Cultural Juan Parra del Riego, en Barranco y otra, en la Galería John Harriman del Británico en Miraflores. Luego de eso pues seguir produciendo, buscar espacios, terminar las grabaciones para el disco de Lesión (la banda en la que toco la guitarra), lo habitual como es debido; pintar. 
Pueden encontrarme en Facebook, Instagram, Tumblr, twitter, etc., en si ahora es sumamente sencillo publicar cosas en redes y eso, solo es cuestión de teclear Renato Rosado y google hace el trabajo.










Renato Rosado: La expresión y el arte no deben tener límites Renato Rosado: La expresión y el arte no deben tener límites Reviewed by Cuenta Artes on enero 12, 2017 Rating: 5

Facebook