Poemas de Gustavo Adolfo Espejo Landauro

Gustavo Adolfo Espejo Landauro nace en Lima en 1986. A los 15 años aproximadamente comienza a escribir sus primeros poemas de temática romántica. Luego de ingresar a la Universidad Nacional Federico Villarreal a la especialidad de Literatura empieza a colaborar en diversas revistas. Gustavo publica su primer cuento llamado En recuerdo de una grata amistad  en la selección titulada El cuento de las 600 palabras de El Comercio. En mayo del presente año publica su poemario 'Paraíso' en edición artesanal y ha publicado en Antologías tales como 'Poetas y Violetas' y 'Estaciones en Verso'. Ha participado en diversos recitales como Arte Libre, Viernes Literarios, Letras Libres, entre otros eventos. Actualmente, dirije el proyecto cultural El verso Azul junto con dos compañeros.

A continuación compartimos uno de sus poemas:

Brutalmente humana, digna de un altar.
Tienes la sonrisa de los que luchan por un futuro
mejor; tienes el temple de los bravos republicanos
que combaten cuerpo a cuerpo en el campo de batalla.

Musa de carne, te pareces al río cuando atraviesa
bosques, cuando se interna en la espesura de la selva;
cuando extiende su brazo a los hombres, a los pájaros.
Eres como la noche de febrero, como la luz de mayo
que desciende sobre cada triste corazón. Eres el paisaje
que los hombres contemplan y las mujeres admiran.

En ti nació el amor, en tus entrañas se formó la pasión
y en tus labios las palabras eran belles chansons d’amour.
En tus labios, los besos dibujaban los suspiros del amado;
y los oídos sólo escuchaban y escuchaban.

Rostro de la luna llena: en tu rostro se formó ese espléndido
plenilunio que hoy mira con dulzura el paisaje
que tus hijos crearon. Ese paisaje donde el silencio calla,
el día contempla, el grito suspira.

Deja por eso que te dedique este poema; deja por eso
que la América se incline ante tu presencia. 




Concepto de ausencia

Ausencia es pagar
un recibo de luz que
a uno no le corresponde;
es ir a una fiesta sin ser invitado.

Ausencia es asumir
una culpa cuando todos
murmuran tu inocencia;
es proteger al culpable
y purgar cárcel por dártela
de héroe.

Ausencia es correr descalzo
arriesgándote a pisar clavos
y vidrios en el camino,
es herirte y no encontrar
remedio para cicatrizarla.

Ausencia es recibir menos
de lo que esperas, es comer
poco y mal, es compartir
lo que no es tuyo;
es hurgar entre la basura
algún resto de comida.

Ausencia es que estés aquí
y no pueda tenerte a mi lado.

Poemas de Gustavo Adolfo Espejo Landauro Poemas de Gustavo Adolfo Espejo Landauro Reviewed by Cuenta Artes on octubre 15, 2016 Rating: 5

Facebook