El Trigal cardiograma y su poesía gráfica


Poemario Trigal Cardiograma
 Por Aarón Alva

 “Pocas veces un primer trabajo literario resulta de gran calidad. Estoy seguro que Trigal Cardiograma forma parte de esas excepciones y no será olvidado fácilmente”

El jueves 10 de diciembre por la noche se llevó a cabo la presentación del poemario “Trigal Cardiograma” del joven poeta Etiel Taupier. La cita tuvo lugar en el colegio Héctor de  Cárdenas, centro de estudios donde Etiel culminó su vida escolar el presente año.

Etiel Taupier y Oscar Limache
            La velada estuvo dirigida por el propio autor y contó con la participación de Oscar Limache, conocido poeta limeño quien tuvo a cargo la edición del poemario. Limache conoció a Etiel a inicios de este año, en el curso de literatura creativa para jóvenes, en el cual el trabajo de Etiel llamó su atención. “Pocas veces un primer trabajo literario resulta de gran calidad. Estoy seguro que Trigal Cardiograma forma parte de esas excepciones y no será olvidado fácilmente”, fueron las palabras del afamado poeta en referencia al trabajo de Etiel.

            Y es cierto, pocas veces un primer trabajo literario pasa a la historia como una gran obra. Son contadas las ocasiones en que hemos sido sorprendidos por verdaderas obras innovadoras, valientes, y hasta irreverentes con una tradición que muchas veces encasilla la técnica y la expresión. Conocidos son los casos, por ejemplo, de Martín Adán, Rimbaud y el célebre Mario Vargas Llosa. Sin embargo, ¿dónde radica o de dónde viene esa calidad original que reflejan algunos artistas en su primer trabajo? Figuras, imágenes que le dan vuelta a la vida y la transforman en nuevo material o elemento químico descubierto por el arte y que, sin embargo, no es analizable en un laboratorio. Quienes lo descubren en su primer intento, no son científicos sino creadores.  


Al abrir el poemario de Etiel nos encontramos con un multiverso de imágenes y sensaciones que nos hechizan por su brevedad concisa y su enorme profundidad. Un par de asientos vacíos en el tráfico de Lima; unos animales apareándose en la selva y cruzando sus especies; un padre y un hijo que cruzan vidas bajo algo tan común, pero de infinito significado como una puerta;  una madre pintora que encuentra en su caja de herramientas una mezcla de atemporales calendarios. Todo eso es Etiel; todo el poeta. He ahí una especie de deicida que no necesita más que el poder divino de su pluma para recrear un universo a millones de años luz lejos no de la tierra, sino hacia dentro de sí mismo.

         Estamos seguros que muy pronto volveremos a oír de Etiel. Acabamos esta nota, no sin antes felicitarlo por este excelente trabajo que, a su edad, y en nuestros tiempos caóticos y acelerados, constituya un símbolo de precoz heroísmo, y también agradecerle por haber sido el primer artista al cual tuvimos el gusto de entrevistar.
Cuenta Artes en la presentación de Trigal Cardiograma por Etiel Taupier.

       Para adquirir el poemario pueden ponerse en contacto con Etiel a través de su cuenta de facebook o escribirle a su correo etielandre@gmail.com.
 Les compartimos el poema “Madraguda”, el cual, junto a otros 20 poemas, conforman la selecta selección de Trigal Cardiograma.

Madraguda

despierto a la madrugada
pues se quedó dormida de turno
anoche.
¿qué es esto sino
una pregunta naranja opaco?
al cielo le han herido con un
tinte algo cargado de mimo
y resulta que según leyendas casi urbanas
en dos horas

llega el día.
El Trigal cardiograma y su poesía gráfica El Trigal cardiograma y su poesía gráfica Reviewed by Cuenta Artes on diciembre 13, 2015 Rating: 5

Facebook