Músico y solo músico: Sebastián Gereda




Por Aarón Alva

Encuentro algo que me mata y dejo que me mate, es decir, un idiota. Creo que es la clave para tener una vida plena”

Un rebelde de los tiempos modernos. No, nunca lo vi rompiendo un vidrio o agrediendo físicamente a alguien, sino rebelándose a un mundo mediático, práctico y arrollador. ¿Cómo lo hace? Siguiendo un solo mandato: “Me gusta lo que hago, con eso me basta. Que me definan los demás”.  Son las palabras de un artista que aspira a morir en su ley. Haciendo música, nada más. Nada más. Él es Sebastián Gereda.

Despegue

Hace unos 15 años, un adolescente aprendía a tocar la guitarra mirando a sus hermanos hacerlo por hobbie. El tiempo pasó y ellos echaron raíces en otras actividades, otras carreras, pero él no. En él la música enraizó hasta la planta de sus pies. La música rock como punto de partida. Mas sin embargo una breve pero fructífera etapa como guitarrista clásico lo sensibilizó a nuevas sonoridades, diferentes posibilidades que la música ofrecía. Una etapa que duró solo tres años pero que conquistó reconocimientos importantes, como un premio a nivel nacional, participación en festivales de guitarra clásica en Lima y provincias. Aún es oyente de guitarra clásica contemporánea, sí, pero ya han pasado varios inviernos desde que decidió un día, simplemente, no tocarla más. “Sigo siendo un amante de la guitarra clásica contemporánea, y fue lo que me abrió las puertas para empezar a estudiar piano y composición, la interpretación me aburrió bastante rápido.”

Tener largas conversaciones con un gran maestro sobre su arte es una experiencia invaluable, irrepetible como todo pero quizá único en su esencia, y si se trata de música, puede llegar a perdernos en aquella atemporalidad que esta posee. En su época de compositor de música académica, Sebastián tuvo como maestro a un verdadero grande de la composición en el Perú. Que sus propias palabras lo citen: “Me interesaba mucho más la idea de sentarme con Enrique Iturriaga a analizar música y hablar de formas, o empezar a tocar piezas de Debussy o Satie en el piano, por ejemplo, y fue lo que terminé haciendo.”

Escala

Un nuevo párrafo en su vida y el rock volvió. Adiós música académica (por ahora, quizá algún día regrese a sus hojas pentagramadas). Cambios. Uno más en una vida llena de grandes mudanzas personales: “(…) antes de ponerme a hacer música, yo solo me dedicaba a dibujar, al mismo nivel de cuando fui guitarrista y luego pianista/compositor académico, encuentro algo que me mata y dejo que me mate, es decir, un idiota. Creo que es la clave para tener una vida plena, lo malo de esta fórmula es que cada vez me pesa más la falta de ingresos económicos.” Y así llegó la época de “Gris Volta”, banda que Sebastián inició y que llevó el nombre de sus integrantes a los ojos del globo entero gracias a la canción “You go behind the truth”. La revista inglesa The Guardian situó esta canción entre las 35 mejores canciones a nivel mundial del año 2011. Fue en este momento donde Sebastián corrió detrás de esa verdad que la canción clamaba: una carrera como solista, pero en otro lugar, lejos de aquí. Emigró a la Argentina a fines de 2012. Hasta luego, Perú. Siguiente párrafo.

Aterrizaje foráneo

En la tierra del tango, Borges y Piazolla, la cultura no pasa tanto hambre como en nuestro país. Allá está mejor alimentada y solventada por el propio gobierno. Todos los que hemos alguna vez ido a tocar las puertas de muchos espacios artísticos, nos hemos topado con respuestas del tipo “asegúrame tanta gente y mínimo tanto consumo y yo te doy para los pasajes y te invito una chela”. En la Argentina, nos cuenta Sebastián, existen leyes que protegen a los músicos y exigen un acuerdo mínimo de 70% para ellos y 30% para el local del total de la taquilla, además de todo lo que este debe brindar. A su opinión, el movimiento cultural, no solo musical, está entre los más grandes de Sudamérica. Otra gran diferencia que él siente en relación a nuestro medio, es que aquí las nuevas bandas parecen destinadas a danzar el eterno baile de los que sobran, ya que las radios locales parecen no tener el mínimo interés en difundir su música y ocultan su luz bajo una persiana americana que parece nunca oxidarse.

Actualmente, Sebastián ha presentado su disco “La mar girasol”, el cual pueden escuchar en:

 https://sebastiangereda.bandcamp.com/album/la-mar-girasol-2015

Paralelo a ello, es compositor principal de la banda “Van Der Swami”, con la cual también ha producido: Enero.

Para conocer más sobre él y su música lo pueden encontrar en:

https://www.facebook.com/geredasebastian/info/?tab=page_info

Punto seguido. La música y Sebastián no parecen tener un punto final próximo, ya que como todo artista que deja plasmada su obra en registro, ni la muerte los separará.
Músico y solo músico: Sebastián Gereda  Músico y solo músico: Sebastián Gereda Reviewed by Cuenta Artes on octubre 17, 2015 Rating: 5

Facebook